EnglishEspañol
¡HOMBRES! Relación entre testosterona y salud

Sin lugar a duda, la testosterona es una de las hormonas más importantes en los hombres, ya que sin ella no hay bienestar. Esta hormona es fundamental para gozar de buena salud y constituye la base de muchas funciones orgánicas. Por ejemplo, la testosterona afecta directamente el desarrollo muscular, la densidad ósea y la función sexual y reproductora; promueve un suministro saludable de glóbulos rojos y un perfil lipídico normal y mantiene el bienestar de muchas partes del cerebro, incluida la función cognitiva, el humor, la depresión y los niveles de energía. Asimismo, la producción normal de testosterona promueve el crecimiento óseo y genera efectos anabólicos positivos que ayudan a metabolizar las sales y mantener un equilibrio de líquidos, así como también promueve la vascularización de la piel y ayuda a que esta sea menos grasosa.

No es pues ninguna sorpresa que el bajo nivel de testosterona, consecuentes con la andropausia, produzca efectos devastadores.

Las hormonas sexuales

Una gran cantidad de hombres se sorprende al descubrir que su organismo también produce niveles más reducidos de progesterona y estrógeno. La primera es un producto derivado del colesterol y una hormona precursora de la testosterona. El estrógeno en cambio, se fabrica habitualmente en cantidades muy pequeñas como un producto derivado del proceso de transformación de la testosterona.

La testosterona y el estradiol circulan por el torrente sanguíneo adheridas principalmente a la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG, por sus siglas en inglés), una proteína que se sintetiza principalmente en el hígado. En menor medida, las hormonas también se adhieren a la albúmina sérica.

La función fisiológica de la SHBG es almacenar las hormonas sexuales en la sangre y liberarlas lentamente en caso de deficiencia. La SHBG se adhiere a un 98 por ciento de las hormonas presentes en la sangre y tiene una afinidad especial con la testosterona. Solamente una pequeña parte de las hormonas no se adhiere y permanece libre y, por lo tanto, biológicamente activa y capaz de ingresar en una célula y activar su receptor. Esto demuestra la gran influencia que el nivel de SHBG tiene sobre la biodisponibilidad de las hormonas sexuales.

En los hombres, cuando mayor es el nivel de SHBG, más testosterona se acumula y menor es el nivel de testosterona libre. Esto resulta lógicamente problemático, ya que la testosterona biodisponible es la que se encuentra libre para adherirse a los receptores del organismo y realizar las tareas fundamentales.

El equilibrio entre estrógeno y testosterona

El estradiol también desempeña un papel fundamental en los hombres: se ha demostrado que los niveles equilibrados de estradiol son clave para llevar a cabo muchas de las funciones masculinas, incluida una libido saludable, una mejor función cerebral, la protección miocárdica y la resistencia ósea. Y decimos niveles equilibrados.

La relación entre la SHBG, la testosterona y el estradiol es una relación precisa y compleja. Estudios han demostrado que los aumentos en la SHBG a menudo son el resultado de aumentos en el estradiol sérico. Cuando existen niveles altos de estradiol, esto estimula la producción de altos niveles de la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG) que, a su vez, reduce la cantidad de testosterona libre en el torrente sanguíneo.

Actualmente hay un gran debate en los congresos de medicina acerca de los peligros asociados con los altos niveles séricos de estradiol en hombres de mediana edad y de edad avanzada. Muchos estudios vinculan diversos tipos de cardiopatías con los niveles altos de estradiol cuando están acompañados por un bajo nivel de testosterona circulante (biodisponible), incluida la incidencia de accidentes cerebrovasculares, estenosis de la arteria carótida y ataque cardíaco. Todo esto es razón suficiente para asegurarse de que la terapia de reemplazo hormonal que elija efectivamente brinde un equilibrio hormonal, lo cual implica restaurar los niveles fisiológicos normales que les permiten a las hormonas esteroideas llevar a cabo su trabajo. Cualquier método de reemplazo hormonal que no pueda lograr niveles hormonales normales y saludables en todo momento tampoco podrá brindar los beneficios de salud que ofrece el estado de homeóstasis.

Los niveles óptimos

Cada persona es única en términos del nivel óptimo dentro de esos valores en el que se siente óptimo y se desempeña mejor. Sin embargo, el hombre comienza a producir niveles menores de testosterona cerca de los 30 años. Conforme a un estudio sobre el envejecimiento masculino realizado en 1991, la producción total de testosterona en los hombres de entre 30 y 70 años disminuye entre un uno y tres por ciento anual, un promedio del diez por ciento por década.

La disminución constante y continua en la producción hormonal que provoca la andropausia puede convertirse en una pérdida significativa de esta hormona durante la etapa de la mediana edad. En algún momento posterior a cumplir los 40 años (por lo general entre los 50 y 55), muchos hombres experimentan una abrupta reducción de los niveles de testosterona, lo cual marca el inicio de la andropausia.

Debido a esta disminución de la producción, muchos médicos y laboratorios modifican los valores de la testosterona para que reflejen “los valores normales para su edad” con la teoría de que cuanto mayor es un hombre, menores deben ser sus niveles de testosterona. Para un hombre de 65 años, se dice que los valores “buenos” deben oscilar entre 250 y 1.000 ng/dl, pero ¿qué puede tener de "normal" o "bueno" contar con un nivel de incluso 350 ng/dl? Un nivel tan bajo de testosterona es el motivo por el cual muchos hombres se sienten cansados, deprimidos, con falta de impulso sexual, etc. Si los hombres experimentan una falta radical de hormonas, es posible que esto también ejerza un grave impacto sobre su calidad de vida, incluido un mayor riesgo de desarrollar enfermedades a largo plazo que pongan en riesgo la vida.

El objetivo del reemplazo hormonal en el hombre es reemplazar lo que falta, es decir elevar la testosterona a niveles que se encuentren dentro de los valores óptimos.

¡Consulte con su médico!

Consultar con un experto en la Terapia SottoPelle® puede ayudarle a crear un futuro más saludable para usted. Descubra lo que nuestro método extraordinariamente simple y sin complicaciones puede hacer por Ud.

Obtenga más información sobre SottoPelle® en www.sottopelletherapy.com o contacte con nuestros médicos acreditados:

LISTADO MÉDICOS
VOLVER